NUESTRAS VELAS

Están hechas de forma artesanal, una a una, con mucho cariño y con todo especialmente seleccionado para proporcionarte una experiencia única con cada uso. Queremos que sus aromas te hagan sumergirte en el título que rezan. Esperamos conseguir que te recuerden a la ambientación del libro o a los escritores que tanto admiras. Te proporcionamos el ambiente ideal para crear o disfrutar, tan solo tienes que encender la vela y esperar un poco a que la magia se desprenda con cada gota de cera derretida, con el sonido suave de la madera crepitando y la luz acogedora que desprende la llama.

Nuestras velas están especializadas en escritores y escritoras de habla hispana y se dividen en dos categorías:

  •         Velas de literatura juvenil: representan aquellas historias bajo esta etiqueta, aunque, como es obvio es para uso y disfrute de cualquier persona apasionada de los títulos que tenemos disponibles.
  •         Velas de literatura o autor@s canónicos: representan aquellas historias que ya han sido aceptadas por el canon literario y que comúnmente se adscriben a la literatura clásica. Nosotras también incluimos aquí nuevos clásicos y no solo lo que dictamina el canon europeo. En este tipo de velas también estarán recogidos esos aromas que nos recuerdan a la persona que creó la historia que tanto ha dado que hablar y que la ha convertido en universal e imprescindible para la cultura actual.

Componentes:

Todas nuestras velas están hechas a mano, desde el vertido de la cera, la mezcla de los olores perfectamente probada, hasta el corte de la mecha de madera. Todo se ha realizado de forma artesanal, con mimo, cariño y de una en una. El factor humano jugará a tu favor porque todas son únicas, nunca habrá dos velas iguales aunque los pasos a seguir sean los mismos.

Tenemos un compromiso con el medio ambiente, nuestros productos son veganos y no están testados en animales, al igual que ninguno de los materiales que hemos utilizado para su fabricación. Queríamos que la composición fuera lo más natural posible, ecológica e intentando no crear más residuos y evitando el uso de plásticos innecesarios. Creemos que juntas podemos lograr un mundo mejor y más sostenible. Merak crea experiencias, pero para ello no vamos a estropear lo que nos aporta la naturaleza, queremos cuidarla.

Nuestras velas se componen de esta manera:

  • Doble mecha de madera, para que puedas ver y oír crepitar el fuego, creando la sensación de tener una hoguera en miniatura, relajante y armoniosa. 
  • Cera de soja 100%, con su tonalidad beige natural sin adulterar. Con los usos de la vela el color irá cambiando. 
  • Mezcla de aromas naturales para conseguir un olor único en cada vela. Todos han sido seleccionados de forma precisa para crear el ambiente que describimos en la etiqueta.
  • Lata negra reutilizable de metal con la etiqueta específica creada únicamente para esta vela en particular, con capacidad de 120 ml. Para darle una segunda vida al contenedor es muy sencillo: solo tienes que retirar la mecha de la vela y lavarlo todo con agua templada y jabón para eliminar los restos de cera que se hayan podido quedar impregnados en el bote. De esta forma puedes usarlo para guardar cualquier cosa manteniendo la etiqueta y la estética minimalista, pero dándole una nueva vida y otros usos distintos. 

Consejos para su uso de forma adecuada:

Importante: no dejar la vela encendida sin vigilancia. No dejar objetos inflamables cerca de la misma. Se recomienda poner una madera o superficie aislante entre la vela y el mueble en el que esté apoyada, ya que al ser una lata conduce el calor.

Siguiendo estos simples consejos podrás disfrutar al máximo de la experiencia Merak:

Dejar quemar la primera capa, es decir, esperar a que se derrita toda la cera hasta que el líquido toque los bordes de la lata. Así evitaremos que se forme el “efecto túnel” y que puedas disfrutar de tu vela por más tiempo. Cuando se haya derretido y queramos apagar la vela, solo tendremos que colocar la tapa encima para que consuma el oxígeno. De esta forma haremos que la cera se vaya secando poco a poco y conserve todo el aroma, haciendo así que todos los usos sean óptimos y la vela tenga más vida. 


Aunque veas una mancha negra en la tapa no te preocupes, no se va a deteriorar, es el “hollín” al apagarse la vela, se puede retirar con un poco de papel y estará como nueva. Esta es la forma más segura para apagarla, ya que al soplar se podría mover la llama e incendiar los objetos que estén alrededor.  Si ves que la parte de arriba de la mecha está totalmente quemada puedes retirarla con la mano cuando esté completamente seca, al darle un par de toquecitos o apretarla se desprenderá; también puedes eliminarlo cortando un poquito la parte sobrante.

*Los objetos que aparecen en las fotografías forman parte de la decoración, no están incluidos al adquirir el producto.